Make your own free website on Tripod.com

Carta de Marco Guerra
( En prep. para su Maestria )


Santiago, 14 de Octubre, 2003

Amigos en Reiki.
Quisiera antes que nada relatar mi paso desde la preparación para la maestría, hasta el momento en que mi amigo Marco Antonio tuvo la percepción y la osadía de confiar en mis manos las reglas de este camino. Como he entendido este camino de vida, nos lleva tanto a los recien iniciados como a los que se comprometierón hace ya bastante tiempo, a entregar herramientas de amor y voluntad para poder ayudar a sortear esta existencia de mejor forma. Esta bendita herramienta es el Reiki , que mas que técnica, que mas que camino representa la encarnación del amor del Padre para con nosotros, entonces como decir que no a este camino, como decir que no a un camino que lo único que predica y practica es el amor a los semejantes. He aquí lo cruicial de este camino predica y practica, dos vias que han de ir de la mano una sin la otra no es nada. Todo podemos decir pero no todos podemos hacer, asi que cuando uno habla es necesario saber si uno está haciendo o no, la voluntad del Padre; esto es tan simple como saber de que equipo somos, lo único que pasará por nuestras manos es la energía del Padre sólo eso, gratuitamente, sanamente como las palabras del maestro “ Que tu mano derecha no vea lo que hace tu mano izquierda “. Está cuestión de principios no nos debe de alterar, si nos debe de alertar, lo que nosotros tratamos de hacer es hacer que nuestro espíritu permee nuestro cuerpo , que la voluntad de nuestra esencia este mas cercana a las cosas reales , que la sintonía espíritu cuerpo funcione de mil maravillas , y no que el cuerpo mande, ya que por tal motivo nos desesperamos cuando la vida para muchos de nosotros se nos pone difícil; nada de lo que realicemos en nombre del Padre podrá evitar nuestros dolores y dificultades, nada de lo que atemos aquí se ira eternamente con nosotros, solo se irán aquellas pequeñas cosas de las cuales la mayor de las veces ni siquiera las percibimos , una sonrisa , una mano de aliento , un abrazo, un decir estoy contigo. La vida es un infinito camino lleno de follaje y de maleza; de nuestras acciones depende que este camino este un poquito despejado para todos, el amor que le imprimimos a nuestros actos hace florecer margaritas en el camino, las manos que imponemos en nombre del Padre hacen crecer inmensamente el corazón de los enfermos como también el corazón de las familias. Nuestra acción debe de estar encaminada a perpetuar este camino, darle la confianza que necesita el hombre para poder disponer de esta técnica de amor , para que valla en forma conciente en búsqueda de su propia identidad espiritual y así consiga demostrar que el amor del Padre lo puede todo, ya que su reino es nuestro reino. Decir Reiki para mí ha sido entregarme en las manos del Padre para que su luz se proyecte a los demas, de tal forma de iluminar no solo el cuerpo, sino el espíritu, ya que de el depende la existencia del hombre. Hay que limpiar las ventanas para que la luz penetre a nuestro ser profundo; esa es nuestra tarea, abrir ventanas para que el sol entre en nuestras vidas, y se quede eternamente con nosotros reikistas y no reikistas , enfermos y no enfermos todos hijos del mismo Padre , todos merecedores de la gracia divina.

Que la luz este en ti, que la luz sea para ti mi mano, y que mi mano sea el nido en donde se acuna tu espíritu.

Marco Guerra
dominideus@hotmail.com
Informacion sobre Talleres
Retornar a Pagina principal

Suscríbete a la lista de correo de Red de Luz :