Make your own free website on Tripod.com

Ximena Lutz


LA IMPORTANCIA DE OPTAR (07/03/04)

¡Hola! Mi nombre es Ximena Lutz y vivo en Temuco, Chile.

Aprendí Reiki con Marco Antonio y hace algunos meses trabajo como canal de Luz y Amor. Después de una larga búsqueda, durante la cual no sabía exactamente qué era lo que me faltaba, me reencontré con Dios y doy gracias al Padre por eso.

En lo profesional, trabajo como Médico Familiar especialmente con pacientes con cáncer terminal y sus familias.

La unión del Reiki con mi trabajo en el Hospital ha resultado ser una experiencia enriquecedora. Si quieren más información visiten la página (www.reikiluz.com ), vayan a grupos de trabajo y busquen en Temuco. Si desean hacerlo, pueden contactarse conmigo vía correo electrónico.

Pienso que cada ser humano está estrechamente ligado con cada uno de los otros seres humanos, y que lo que sucede con cada uno de nosotros afecta a los demás. Las opciones que tomamos son las que marcan la diferencia.

El decidir, por libre albedrío, hacer el verbo acción, transformar Amor en Acción y seguir las enseñanzas de Jesús son el camino hacia el cambio.

Si somos consecuentes con lo que pensamos y con lo que hemos aprendido nuestros hijos imitarán nuestro ejemplo, seremos mejores padres, esposos más amorosos, compañeros de trabajo más solidarios, podremos ser más tolerantes, responderemos a la agresión con amor, etc. Recuerden siempre que el amor es contagioso.

El ser canales de Luz y Amor es una opción de vida... hay que mantener los ojos abiertos y estar atentos. No es suficiente que seamos canales sólo cuando vamos a dar Reiki a alguna persona. Somos canales de tiempo completo: 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año... toda la vida desde el momento de nuestra iniciación (autoiniciación), desde que hicimos nuestro compromiso personal con el Padre.

Si bien la meta es individual, es necesario recordar que el todo es mayor que la suma de las partes cuando hablamos del ser canales de Luz y Amor. Un grupo de personas trabajando unidas constituye un conjunto que tiene mayor fuerza, amor y creatividad, que la simple suma de los esfuerzos individuales de cada uno de sus miembros.

Trabajar juntos sin peros, sin cuestionamientos, sin luchas de poder, manteniendo el flujo constante de la comunicación, aceptando las críticas y las sugerencias; vigilando nuestro ego y controlando nuestros apegos; compartiendo nuestras experiencias: nuestras dudas, nuestros temores, nuestras caidas y nuestros aciertos o éxitos. Trabajar juntos, pidiendo a Dios que esté con nosotros y confiando en su Infinito Amor y Sabiduría.

Es todo por ahora. Que el Padre los acompañe, guíe y bendiga cada día.
CÓMO SE ENCUENTRA UNO CON DIOS (07/03/04)

Hoy me hicieron una pregunta que no esperaba y qué no sabía muy bien cómo responder... Le pedí al Padre que me ayudara, confiando en que guiaría mis palabras y mis ideas para ser lo más clara posible.

El Padre siempre nos escucha y quiero compartir mi respuesta con ustedes.

La pregunta es ¿Cómo se encuentra uno con Dios? ¿En qué se nota?

Mi respuesta es sólo éso: "mi respuesta", lo que yo pienso, desde mi experiencia, desde lo que me ha tocado vivir. No existe "la" respuesta o una respuesta "verdadera" o una "receta" para encontrarse con Dios.

Las respuestas a tus preguntas están en ti... tú sabes como hacerlo, tú sabes como se siente... sólo tienes que recordarlo y volver a hacerlo parte de tu vida.

¿Cómo se encuentra uno con Dios? Estando dispuesto... Dios está siempre con nosotros, aunque no nos percatemos de éso; Su Amor te envuelve, regocija y protege aunque no seas consciente de ello; El Padre con Su Infinita Paciencia y Ternura espera por ti y por todos nosotros...

Tal vez la clave está en dejar de buscar y optar por encontrar...

En volver a confiar en Él como cuando éramos niños...

En rezar el Padre Nuestro, la oración que nos enseñó Jesús, siendo consciente de cada una de sus palabras y de su significado...

El encontrar a Dios tiene que ver con optar, con elegir y con desear sinceramente que ocurra... Habla con el Padre con confianza, pídele que te muestre el camino... Habla con Dios sin temor, sin intermediarios, sin oraciones escritas por los hombres...

Abre tu corazón a Dios y Él entrará en tu corazón... y ama a Dios sin temor, pues Dios es Amor...

Abre los ojos y presta atención a los regalos y bendiciones que te entrega cada día, a veces en pequeños detalles y otras con grandes acontecimientos, y comprenderás que Dios ha estado, está y estará contigo siempre.

Abre tu conciencia y transforma el verbo en acción, el amor en acción, y sentirás a Dios fluyendo en ti...

Y sigue las enseñanzas de Jesús, que es nuestro Maestro, y comprobarás por ti mismo la diferencia... tu vida comenzará a cambiar, todo fluye más fácil cuando nos entregamos a la Voluntad del Padre.

¿En qué se nota que uno encontró a Dios? Se siente en el aire, se sabe en el corazón, es una experiencia que se vive minuto a minuto... ¿En qué noto yo que me reencontré con el Padre? En que he optado por hacer del "Amor hecho Acción" una forma de vida. En que soy más feliz y en que me siento más plena. En que mis sentidos están más alertas para recibir sus mensajes.

En que en forma consciente soy más amorosa en cada cosa que hago. En que le doy gracias más a menudo. En que oro con mayor frecuencia... Ése es el Padre en acción en mi vida según como yo lo veo.

Que el Padre te siga Acompañando, te Guíe y te colme de Bendiciones.
SOBRE EL PERDÓN (10/03/04)

Despúes de leer "Cuando se perdona y no se olvida" (¿Acaso es posible perdonar sinceramente y no olvidar el agravio?), me quedé pensando sobre el perdonar y el no guardar resentimiento. Me da vueltas la frase "el perdón es como el amor, simplemente se da como un regalo, sin condiciones".

Pienso que el perdón no es sólo "como el amor". El perdón es un acto de amor por sí mismo.

El perdón es un acto de amor por el prójimo (esposo, esposa, hijos, jefe, amigos, desconocidos, etc.)... Insisto en la importancia de tomar consciencia del Padre Nuestro... "y perdona nuestros pecados, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden"... El soltar la rabia, el no guardar resentimientos, el empezar de nuevo después de experimentar el dolor, la frustración y el desencanto, es simplemente liberador y enriquecedor para el espíritu.

El perdón es un acto de amor por uno mismo... pues muchas veces guardamos resentimientos con nosotros mismos o sentimos culpa por las opciones que hemos tomado. Y olvidamos que cada experiencia, buena o mala, es una oportunidad para aprender y crecer... y si nos equivocamos tenemos la opción de elgir un nuevo camino cuando una situación similar se presente. El perdón es un acto de amor por uno mismo cuando se perdona a otro, pues el perdonar permite que nuestro corazón y nuestra alma queden limpios y listos para recibir más amor y emociones positivas... el perdonar nos permite llevar vidas más plenas y felices.

Ya sea que tengamos que hacer las paces con otros o con nosotros mismos, las reglas básicas están en las enseñanzas de Jesús: "Ama a tu prójimo como a ti mismo". Comienza a vivir el perdón como un acto de amor y verás que es más fácil perdonar... y si aún así te es difícil pídele al Padre que te ayude, Él siempre está atento a nuestras oraciones.

TODOS SOMOS CANALES DE DIOS (13/03/04)

He pensado mucho en algo que me dijo Patricia con relación a la enfermedad de su esposo: "No entiendo la Voluntad de Dios, pero la acepto... me duele, pero la acepto... hay algo que tengo que aprender de ésto".

El optar por entregarse a la Voluntad del Padre aún cuando siente que su mundo y su proyecto de vida se derrumba, es una gran lección para los que estamos a su lado... Doy gracias a Dios por poder compartir estos tiempos difíciles con ellos, pues son una lección viva sobre el entregarse al Padre y sobre la Fe.

Esta lección tiene que ver con no cuestionar Sus Motivos y con entender que el objetivo de cada acontecimiento en nuestra vida es nuestro crecimiento como seres humanos. Tiene que ver con la confianza en su Infinito Amor y con dejar de interferir... Tiene que ver con el dejar fluir a Dios en nuestras vidas, ya sea en los tiempos de calma o en los de incertidumbre.

Entonces me pregunto ¿Cómo dejar fluir la Voluntad del Padre en cada día de mi vida?... ahí está el desafío: en cómo cada uno de nosotros puede dejar fluir la Voluntad del Padre, para hacer de este mundo un lugar mejor para vivir, sin preguntarnos ¿Qué tengo yo de especial para que Dios se manifieste a través mío? Ya que Dios se manifiesta a través de cada uno de nosotros en el momento justo, ni antes ni después, sólo debemos estar dispuestos.

Estamos hechos a imagen y semejanza de Dios y Su Semilla, Su Chispa Divina, vive en cada uno de nosotros... y como el Padre nos hizo libres, todos podemos optar por ser sus canales... Una de Sus Vías de Expresión en la tierra, sin importar nuestro sexo, edad, color de piel, nacionalidad, nivel socio-económico, etc. Todos somos hijos del mismo Padre.

No necesitamos ser "especiales", distintos, pertenecer a una elite, a una secta o a una religión... Dios simplemente nos Ama a todos por igual. Sólo necesitamos estar dispuestos para ser sus manos... Sólo hay que dejar que sea la Voluntad del Padre y no la nuestra la que actúe... Sólo hay que optar porque así sea, bajo libre albedrío.

¿Cómo dejar fluir la Voluntad del Padre en cada día de nuestra vida? la respuesta es asombrosamente simple: Haciéndolo... Optando por que así sea, transformando nuestro deseo en acción y permitiendo que el Amor de Dios se exprese a través de cada uno de nosotros y fluya como el agua por un cauce... sin interferir.

Dejar de resistirse a Dios y entregarnos confiados a Su Amor.

Dejar de resistirse a tener una vida gratificante bajo Su Mirada Amorosa.

Dejar de resistirse a experimentar la maravilla de Su Creación.

Dejar de resistirse a ser felices, transformando el Amor en Acción.

Dejar de resistirse a compartir lo que sabemos y a invitar a otros a aprender.

Dejar de resistirse a amar plenamente, sin pedir nada a cambio.

Dejar de resistirse a seguir las enseñanzas de Jesús, para finalmente volver al Padre...

... Y comenzar a entregarse a Dios... Aquí y Ahora... aceptando Su Llamado y Su Abrazo Amoroso.

SOBRE LOS MAESTROS (18/03/04)

Antes de comenzar a practicar Reiki, bajo la línea de no cobro, pasé varios años buscando "algo"... y tal como lo compartí con ustedes no sabía muy bien qué era lo que buscaba.

Un día caminaba por una feria artesanal en Santiago (Chile) y me llamó la atención un hombre que leía el Tarot. La verdad no me interesaba que me leyera las cartas, pero sentí la necesidad de hablar con él. Volví al otro día y me decidí a entrar. Preguntó ¿Por qué vienes? y respondí "porque quería hablar contigo"... y conversamos largo rato, al terminar me dijo "encuentra un maestro"... Uhmmm... encontrar un maestro ¿cómo voy a saber yo quien es un maestro, dentro de todos los que se llaman tales y no lo son?. Respondió "tienes que estar atenta y abrir los ojos... puede ser él que vende verduras en la esquina". Insistí ¿cómo voy a saberlo?... me miró y dijo "cuando estés aprendiendo con alguien presta atención a dos cosas, primero: si te pide que hagas algo que vaya en contra de lo que tú consideras libertad, no es un maestro; y segundo: si te pide que hagas cualquier cosa que no consideres amorosa, bajo el concepto que tú tienes del amor, no es un maestro... Vas a cruzarte con muchas personas en la vida que serán tus maestros".

He pensado mucho sobre ésto, sobre quienes han sido mis maestros en la vida...

Entre otros: Esteban quien me enseñó a meditar... Ángélica quien hace del amor acción cada día y que es un ejemplo viviente de la constancia... Pedro que me enseñó (sin saber que lo hacía) a ser un médico más humano... Patricia que me enseña cada día con su ejemplo de vida y con su entrega a Dios... Marco Antonio quien me enseñó Reiki y con quien preparo la maestría... Sí, mis maestros han sido y son hombres y mujeres que el Padre ha puesto en mi camino... Hombres y mujeres comunes como cualquiera de nosotros... Hombres y mujeres dispuestos a compartir amorosamente lo que saben, a través de la palabra y a través de la acción... Hombres y mujeres que siguen las enseñanzas de Jesús, aunque no pertenezcan a ninguna iglesia... hombres y mujeres que no me han cobrado nada por enseñarme lo que saben... Hombres y mujeres que aceptan críticas y sugerencias, y con quienes se pueden compartir diferentes puntos de vista... Hombres y mujeres que son consecuentes con lo que piensan.

Doy gracias a Dios porque están aquí y en todas partes... títulos más, títulos menos... no tiene ninguna importancia. No existe "el maestro" o "el dueño de la verdad" en este mundo. Mi Maestro, así con mayúscula, es Jesús... los hombres y mujeres de los cuales aprendo cada día son sus manos, sus obreros y su voz... son los que han escuchado el llamado de Dios y han decidido responder, haciendo del Amor hecho Acción una forma de vida.


Sent: Sunday, March 28, 2004 1:15 PM
EL PODER DE LA ELECCION

Me pregunté varios días sobre qué escribiría y definitivamente las respuestas llegan cuando uno se las pide al Padre, a veces son sutiles y otras absolutamente evidentes. Durante la semana dos situaciones me hicieron pensar sobre el poder de la voluntad, el poder del verbo y el libre albedrío.

En una reunión de trabajo (a la que no deseaba asistir y a la que podría no haber ido) uno de mis jefes comenzó a hablar sobre la responsabilidad social, y mientras desarrollaba su exposición dijo: "cada uno es responsable de la forma en que utiliza los talentos que Dios le ha dado"... Uhmmmm... no recuerdo mucho del resto de la reunión, me quedé "pegada" en esa idea

¿Qué hago yo con mis talentos?.

Días después, tuve una larga conversación con una amiga, y posteriormente con ella y Marco Antonio, sobre la fe, sobre creer realmente en el Padre y sobre entregar nuestra voluntad a la Suya... confiando en que lo demás vendrá por añadidura. El decidir, bajo libre albedrío, por optar por un camino más espiritual, haciendo del Amor hecho Acción una forma de vida, implica ser consecuentes, en palabra y obra, con el compromiso que hemos asumido con el Padre. La pregunta no tardó en surgir ¿Estoy yo entregando mi voluntad a la Voluntad de Dios?.

A fin de cuentas, el camino es de uno... es el que uno elige cada día... es el que uno recorre junto a Dios y junto a la familia (aunque a veces nos cuestionemos nuestra relación con ellos)... es el camino que uno elige recorrer junto a amigos y desconocidos... El aprender y estar más conscientes sobre la naturaleza del poder de elección (el libre albedrío) y el poder del verbo, permite a su vez estar más atentos a las opciones que tomamos. Cada elección que hacemos, cada sentimiento que tenemos, cada palabra que emitimos y cada acción que ejecutamos, es un acto de poder que tiene consecuencias biológicas, medioambientales, sociales, personales y mundiales. Cuando hacemos elecciones, siguiendo las enseñanzas del Maestro Jesús, sólo por amor -amor por uno, amor por el prójimo y amor por el Padre- estamos cambiando nuestra vida y nuestro entorno positivamente.

¿Qué hago yo con mis talentos? Los utilizo, los cultivo, los comparto con amor y con humildad... y le pido al Padre que me oriente para utilizarlos sabiamente y para estar atenta cuando mi ego intenta jugarme una mala pasada.

¿Estoy yo entregando mi voluntad a la Voluntad de Dios? Es mi trabajo de cada día e intento no desviarme de mi camino. A veces surge la incertidumbre, el temor, etc. que finalmente son falta de fe en el Padre. La gracia de este juego, es que el infinito Amor de Dios entra en acción y facilita el que me dé cuenta de que estoy resistiéndome, que estoy entorpeciendo el flujo de Su Amor y que estoy olvidando que Él sabe, mejor que nadie (incluyéndome), qué es lo mejor para mi.

Un ejemplo de la entrega total de la voluntad propia a la Voluntad de Dios es el que nos mostró Jesús... entrega absoluta y unión completa con la voluntad del Padre... el privilegio de seguir las enseñanzas de Jesús, por opción y no por obligación, es que nos permite crecer y ser mejores cada día, bajo la amorosa mirada y guía de Dios Padre.

Que Dios los acompañe, guíe y bendiga cada día.

Sent: Friday, April 09, 2004 3:19 PM
Subject: Sobre las Enseñanzas y la Muerte de Jesús.

Leí la última carta de Marco Antonio y recordé las enseñanzas que recibí de niña; las que me fueron entregadas en el seno de una familia católica... Recordé las clases de religión en el colegio de monjas... Recordé mi rebeldía cuando era adolescente y preguntaba el por qué de tal o cual enseñanza y recibía como respuesta que no se cuestionaba, que era pecado hacerlo, que era así y punto... Recordé mi negativa a realizar mi confirmación como católica a los 15 años.

Ahora que miro hacia atrás, 20 años después, mis razones son las mismas: la incoherencia del Dios que me enseñaban, un Dios amoroso y castigador al mismo tiempo, al que debía amar y temer por obligación; un Jesús eternamente crucificado en los altares, un Jesús sufriente... y no el Maestro Iluminado y Ascendido que Era y Es; una iglesia formada, dirigida y manejada por hombres (con virtudes y defectos como cada uno de nosotros) a la que debía rendir honores y pleitesía; un montón de intermediarios que necesitaba para dirigirme o estar en contacto con Dios Padre (la virgen, los santos, los sacerdotes, etc.), cuando las enseñanzas de Jesús son tan maravillosamente simples: "Antes de que ustedes pidan, su Padre ya sabe qué necesitan", cuando recen: recen el Padrenuestro, y amen a su prójimo como a sí mismos.

Después estuve en contacto con otras religiones, especialmente con los Testigos de Jehová, y la conclusión fue "más de lo mismo": más creerse los elegidos de Dios, más creerse los dueños de la verdad... más soberbia, más lejanía de las enseñanzas del Maestro Jesús, más miedo a Dios Padre Todopoderoso.

Pensaba sobre la pasión y muerte de Jesús... tomé la Biblia y releí parte de los evangelios... breve descripción de la tortura de Jesús y aún más breve relato de Su Resurrección y de Su Ascensión en gloria y majestad... "La Pasión de Cristo" se ajusta al relato bíblico y genera tremendas controversias, discusiones y reacciones emocionales... ¡ 2.000 años después ! ... es una historia antigua, conocida por todos y ahora nos alarmamos... y aún no optamos por seguir las enseñanzas de Jesús, por ser consecuentes con ellas, aunque sean el camino para volver al Padre.

Jesús padeció y murió en la cruz por amor a su Padre, que es nuestro Padre; por amor a los hombres, que somos sus hermanos; por enseñarnos a amarnos los unos a los otros como Él nos amó y nos ama; por enseñarnos que hay que pedir directamente a Dios, sin intermediarios; por enseñarnos que todos somos hijos del mismo Padre; y que con un poco de fe podemos hacer lo que Él hacía y lo que nos enseñó...

Y Jesús resucitó y ascendió... y junto al Padre espera nuestra respuesta, la respuesta de cada uno de nosotros... la respuesta que surge del aprendizaje y comprensión de sus enseñanzas, del hacer acción lo que nos enseñó, bajo libre albedrío.

Hoy desperté y mi primer pensamiento fue dar gracias a Dios Padre por su amor infinito; dar gracias a Jesús por cada una de sus enseñanzas, por su ejemplo y por su sacrificio; y dar gracias por cada uno de los hombres y mujeres que hacen de sus enseñanzas acción: una forma de vida y no una religión.

Marco Antonio volvió a enviar "¿Dónde están las manos de Dios?" días atrás... ¿Dónde están las manos de Dios? En las tuyas y en las mías... ¿Dónde están mis manos? Entregando, construyendo, aportando, recibiendo, aprendiendo... trabajando, haciendo lo que tienen que hacer, por amor a Dios, por amor al Maestro Jesús, por amor a mi prójimo y por amor a mi misma... ¿Dónde están tus manos?... Sólo tú lo sabes... La invitación fue hecha hace 2.000 años y Jesús cada día toca tu puerta y tu corazón insistiendo.

Paola tiene razón, para reflexionar sobre lo que hizo y entregó Jesús por nosotros, no necesitamos un día para recordar... tenemos 365 días para hacerlo...

Que el Padre los acompañe, guíe y bendiga cada día.

Sent: Monday, April 19, 2004 2:53 PM
Subject: SOBRE LA VIDA Y LA MUERTE

El sábado por la noche me llamó la hermana de Claudio... él es un paciente del Policlínico del Dolor y Cuidados Paliativos, que tiene un cáncer renal en etapa terminal; me llamó pues él se despidió de su familia durante la tarde y se negó a tomar más medicamentos (incluso los analgésicos)... y estaban muy angustiados... Deseaba que yo fuera a su casa a verlo, como estaba en Villarrica en casa de mis padres no podía viajar a visitarlo, así que la acogí lo mejor que pude por teléfono.

A raíz de este llamado tuvimos una larga conversación con mis viejos, mi hermana, mi cuñado y mi hijo sobre la vida y la muerte. Concluimos que debíamos dar gracias por todas las bendiciones que teníamos en nuestra familia: por poder hablar sobre el vivir y el morir (tema que habitualmente no se toca), por el privilegio de estar juntos, por estar sanos, por tener trabajo, por poder expresarnos nuestro cariño mutuo aunque no siempre estemos de acuerdo y por tener cada vez más claro que los problemas del diario vivir, realmente no tienen ninguna importancia... podemos amarnos, acogernos y acompañarnos sin importar los acontecimientos externos (dificultades con los compañeros de trabajo o jefes, cuentas, deudas, etc.)... podemos recorrer este camino juntos y esa es una de las bases de nuestra familia.

Después pensé mucho sobre la angustia de la hermana de Claudio y sobre los apegos, sobre el temor y sobre entregarse al Padre... a fin de cuentas ¿qué cosa mejor le puede pasar a un ser querido, que está enfermo y sufriendo, que volver con Dios, con la fuente, con la esencia? ¿Por qué tememos que nuestro ser amado vuelva con el Padre? ¿Por qué nos cuesta tanto aceptar que el otro evolucione antes que nosotros y ascienda? ¿Qué pasa con nuestra confianza en el creador?

Miro a mi hijo, mientras él escucha a uno de sus cantantes favoritos y escribe un juego que desea desarrollar en internet... lo miro y mi corazón se inflama de amor por él y al mismo tiempo recuerdo que no me pertenece... pertenece a la vida, a Dios Padre, al futuro... recuerdo que sólo estamos de paso, que así como hoy estoy para él mañana tal vez no estaré, y que como hoy está para mi mañana pude que no... la lección es aprovechar el hoy, el ahora, este momento... mañana no existe, es un invento nuestro para darle continuidad a la existencia... sólo tenemos el ahora, este instante, para amarnos, para dar lo mejor de nosotros, para expresar todo lo que tenemos para compartir, para dar y para recibir... para aprovechar al máximo cada vez que estamos con una persona a quien amamos... Cada minuto es un regalo maravilloso del Padre y es importante recordar que la gracia de la vida está en las pequeñas cosas, en esas cosas que no se compran: en el compartir una conversación o un plato de comida, en el decirse buenos días con una sonrisa en el rostro, en el beso de despedida, en el estudiar juntos... no es necesario ir de vacaciones a un país exótico para ser felices.

Pido al Padre la sabiduría para aprovechar cada momento, la valentía para decir todo lo que siento y la humildad para no creerme la poseedora de todas las respuestas. Miro a mi hijo, mi único hijo, y pido poder morir en paz cuando mi tiempo de volver con Dios llegue, para poder irme sin dejar asuntos pendientes, para volver con el Padre con la tranquilidad del trabajo bien hecho.

Miro a Felipe, con sus 16 años y cuestionándolo todo, y confío en que Dios estará siempre a su lado, que no importa lo que él haga o las opciones que tome en la vida: Dios Padre Todopoderoso estará con él... y el tener esta certeza me tranquiliza ante la idea de mi propia muerte... Sí, mirar la muerte con la frente en alto, como un hecho más de la vida es una de lasbendiciones que el Padre me entrega cada día... el estar cerca de las personas que están muriendo (morir es un proceso) me permite apreciar más la vida, aprovechar cada instante y estar más consciente de no perder el tiempo, en cosas que realmente no tienen trascendencia... ser más o menos reconocida por mi desempeño laboral no es importante, ganar más o menos dinero por mi trabajo tampoco, ser más o menos exitosa da lo mismo... lo que vale, en realidad, es cuan plena o satisfecha me siento con lo que hago, con lo que entrego, con la opción de vida que tomo...

El camino, según mi punto de vista, a la plenitud y a la felicidad es el que nos enseñó el Maestro Jesús... el amar sin límites, sin esperar nada, entregando lo mejor de cada uno, en cada una de nuestras acciones... el camino es entregarnos a Dios, en cuerpo y alma, confiando en Su Sabiduría, Su Omnipotencia y Su Amor.

Que el Padre los acompañe, guíe y bendiga cada día.

Sent: Monday, April 26, 2004 12:49 AM
Subject: Sobre la oracion
SOBRE LA ORACIÓN

Con frecuencia me ocurre que cuando por fin me doy el tiempo para sentarme a escribir, mi mente se queda en blanco... y ahí estoy sentada, mirando el papel en blanco y jugando con el lápiz en mi mano... Uhmmmm... ¿y ahora qué?... todas las ideas previas se esfumaron y no pasa nada... ... Me paro, me siento, paseo por la casa... con una sensación interna de "tengo que escribir" que me inquieta y me impide hacer otra cosa, ya sea leer, ver televisión , bordar... lo que sea... Hasta que por fin me doy cuenta de la clave (aunque ya debería saberlo, no es la primera vez que me pasa y la solución es siempre la misma)... y rezo preguntándole al Padre ¿Qué idea o reflexión es la que siento que necesito decir? ¿Qué es lo que voy a compartir?...

El Padre siempre escucha nuestras oraciones, aunque nos olvidemos de ello, y después de muchas vueltas me di cuenta de que es precisamente la oración el tema sobre el cuál quiero hablar... digo escribir mis reflexiones.

El orar, rezar o decir plegarias no era una actividad frecuente para mí; era más bien una actividad de domingo o algo que hacía cuando pasaba por un momento extremadamente difícil (para pedir algo o por alguien) o con ocasión de un acontecimiento muy feliz (para dar gracias), pero no era una actividad diaria.

Desde que comencé a practicar Reiki, siguiendo a Jesús como mi Maestro, oro con más frecuencia, no sólo cuando entrego terapia sino también en lugares y ocasiones que no eran habituales para mi... en el trabajo, cuando manejo, cuando camino, cuando estoy tranquila... muchas veces me descubro rezando cuando menos me lo espero.

En la medida que ponemos en práctica el ser canales del amor del Padre, las 24 horas al día, su energía amorosa fluye más libremente a través de nosotros y se manifiesta no sólo a través de la curación (física, emocional o espiritual) si es Su Voluntad que así sea, sino también a través de la palabra y la palabra dicha con amor es oración. En la medida que nos entregamos más al Padre, Él vivirá más dentro de nosotros y más podrá actuar a través de nosotros... nuestra apertura al Padre es la clave.

Cuando oramos, ya sea para alabar, agradecer o pedir a Dios, hacemos del Padre el centro de nuestra oración y nos apartamos de nuestro centro. Y a medida que apartamos la vista de nosotros y la volvemos a Dios, Él se manifiesta en forma más maravillosa y nosotros, a su vez, nos volvemos más receptivos a lo que Él nos entrega.

Cuando oramos como nos enseñó Jesús, directo al Padre con el Padrenuestro y sin intermediarios, depositamos toda nuestra confianza en Dios. Jesús es el modelo a seguir y Él dedicaba mucho de su tiempo a la oración y nuestra misión es ser sus seguidores y actuar como Él lo hubiera hecho.

Si creemos en el amor que el Padre nos tiene, Él va a actuar a través de nosotros, que somos sus instrumentos. Cuando oramos y ponemos las manos sobre un enfermo hacemos lo que Jesús nos indicó que hiciéramos. Tocar a otro es una forma no verbal de transmitir amor y cuando combinamos esta forma de comunicarnos con el otro con la imposición de manos, ocurren cosas maravillosas... ejemplos de ello podemos encontrarlos en el Nuevo Testamento y podemos encontrarlos también en nuestra vida diaria, pueden ser experiencias propias o de alguna persona que conocemos, cada día ocurren pequeños milagros por ponerles algún nombre y es necesario dar gracias por ello.

Aún cuando pensemos que nuestra fe no es suficiente, debemos recordar que Jesús nos pidió que tengamos fe como un grano de mostaza y podríamos hacer lo que Él hacía... Si ponemos ese poquito de fe en el Padre y oramos simplemente pidiendo por el que está enfermo, pidiendo por ese hombre o esa mujer que es amado por Dios y recordamos que sólo estamos ahí para canalizar ese Amor... ese Amor del Padre en el que creemos y confiamos... entonces el Padre se manifiesta respondiendo nuestra oración, aunque su respuesta a nuestras peticiones no sea siempre que sí... al final lo que suceda o no suceda es la Voluntad de Dios y como está escrito, antes de que nosotros pidamos el Padre, a nuestro Padre, ya sabe que es lo que necesitamos y que es lo mejor para cada uno de nosotros.

Cuando comenzamos a ser conscientes del significado de lo que oramos, todo un mundo se abre ante nuestros ojos. Al rezar el Padrenuestro decimos "líbranos del mal", el pedir esto implica una solicitud de protección contra el mal físico, psicológico y espiritual, pues somos una unidad como seres humanos.

Cuando pido que la paz de Dios esté con otro, estoy pidiendo paz para su cuerpo, para su mente y para su espíritu... y a veces paz es lo único que puedo pedir al orar por otro, por ejemplo para alguien que está muriendo... ahora que lo escribí, me queda claro lo que Alfonso (el compañero con quien entrego Reiki a enfermos terminales) ha tratado de enseñarme tantas veces, gracias amigo... ya lo entendí.

Cuando oramos y hacemos de la oración consciente una práctica diaria crecemos en amor y en fe... Oremos como nos enseñó el Maestro Jesús, directamente al Padre, sin repetir mecánicamente plegarias inventadas por otros hombres...

Y abramos nuestro corazón a Dios y dirijámonos a Él con confianza plena, con nuestras propias palabras, tal y como vayan fluyendo, sin temor a equivocarnos o a faltarle al respeto... Su Amor es tan Infinito y el Padre es tan Perfecto que siempre nos entiende, nos acoge y nos acuna.

Sí, orar por otro es una forma de hacer el amor acción, que está al alcance de cada uno de nosotros. Orar es una herramienta poderosa que tenemos para ayudar a otros y a nosotros mismos, es otro de los regalos del Padre. Orar es una forma de abrirnos cada vez más a Dios y de seguir las enseñanzas de Jesús.

Que el Padre los acompañe, guíe y bendiga cada día, y que su Paz esté con ustedes y sus familias.

Sent: Saturday, May 22, 2004 10:52 PM
Subject: Sobre Dar y Recibir


Con frecuencia hablamos con nuestros amigos, con nuestra familia, con nuestros hijos o con nuestros compañeros de camino sobre el dar.

Con menos frecuencia escribimos mails o recibimos por correo electrónico reflexiones o cadenas sobre el dar.

Y muchas veces damos y volvemos a hacer el verbo acción , más allá de la palabra.

Como también, muchas veces, estamos más acostumbrados a dar que a recibir... aunque ambas acciones son las dos caras de la misma moneda, son complementarias entre sí y no existen por separado.

Cuando nos entregamos a otro, entregamos amor al otro y recibimos al mismo tiempo del otro y de Dios... aunque cuando demos no esperemos retribución o recompensa... es como el flujo y el reflujo de la marea, simplemente sucede, fluye naturalmente en ambas direcciones.

Dice Khalil Gibrán en ?El Profeta? (1923) ?... hay algunos que dan, y al dar no sienten dolor, ni buscan placer, ni dan por apremio de virtud. Dan como en el valle el mirto, que derrama su fragancia en el ambiente. A través de las manos de éstos habla Dios y a través de sus ojos Él sonríe sobre la faz de la tierra?.

Este es sólo un ejemplo, se ha hablado, pensado, reflexionado y escrito mucho sobre el dar a través de la historia, con diferentes enfoques y puntos de vista, pero ¿qué pasa con el recibir? ¿qué pasa cuando nos toca recibir?.

Cuando alguien nos entrega algo, que no hemos pedido y que no esperamos... especialmente esas cosas que no se compran: tiempo, cariño, compañía, una oración, Reiki, etc. Ése es el momento de volver a dar gracias al Padre (hay tantas cosas que agradecer cada día) y de disfrutar del privilegio de poder recibir, sin preguntarnos el por qué ni el para qué de la entrega del otro, sin cuestionarnos si lo merecemos o no, sin temer a nuestro ego...

Sólo recibir, con el corazón y los brazos abiertos, dejando que el amor del Padre fluya a través del otro hacia nosotros, dejando que nuestra alma se regocije en ese abrazo que la envuelve y acuna... creyendo en la generosidad sincera del otro, en la generosidad de la vida y entregándonos a Dios.

Cuando recibimos después de pedir, es también momento de volver nuestra mirada al Padre, y es momento de compartir ese acto amoroso de quien entrega, con regocijo, sin sentir vergüenza... recibir con alegría y con gozo en nuestro espíritu... y es momento de dar las gracias al que da sin alardes, sin exageración, escuchando lo que nos indica nuestro corazón. Es la ocasión también de agradecer a Dios, por el que da, por el poder recibir, por ser parte del acto amoroso de compartir.

He tenido la oportunidad de recibir cariño, soporte, compañía y también apoyo económico o en cosas materiales, como techo, leña y comida, de mi familia y de mis amigos en mis tiempos de necesidad. Y fue una larga tarea el reconocer mi orgullo y mantenerlo a ralla, el soltar mi apreciada autovalencia y mi supuesta independencia, asumiendo que necesito del apoyo de los demás...

Ésa ha sido una de las grandes lecciones que el Padre ha puesto en mi camino.

Así también he recibido de quienes menos lo esperaba y cuando menos lo esperaba ayuda, amor o una palabra de aliento... He recibido y recibo tanto de tantas personas, que sólo puedo elevar una plegaria al Padre por cada una de ellas.

Sí, todos somos canales de Dios, abiertos a este continuo bidireccional... cuando damos y cuando recibimos el amor fluye, circula, se renueva, crece y se multiplica. El amor se hace acción al dar y también al recibir.

Que el Amor del Padre les siga acompañando cada día.

Sent: Thursday, June 03, 2004 3:11 AM
Subject: HÁGASE TU VOLUNTAD

HÁGASE TU VOLUNTAD (31 de mayo de 2004)

Esta noche he pensado mucho sobre la fe y la confianza en el Padre... sobre el "hágase Tu Voluntad así en la tierra como en el cielo" ¿cuántas veces he repetido esta frase al rezar el Padrenuestro?.

Es más sencillo cuando lo pienso con relación a mi prójimo, por ejemplo: al entregar Reiki cuando pido a Dios ser sólo un canal de su Energía Amorosa y de su Luz, recordando que no soy una sanadora y que lo que suceda o no será sólo la Voluntad del Padre; o cuando pido por mi familia o por los enfermos que atiendo, confiando en que el Padre hará lo mejor por cada uno de ellos.

Cuando es hágase Tu Voluntad en mi vida, por sobre mi voluntad o mis deseos a veces dudo o siento desesperanza y luego me pregunto por qué... ¿qué cosa mejor podría ocurrirme? ¿por qué olvido que el Padre sabe mejor que yo qué es lo mejor para mi? ¿por qué temo?... La respuesta es asombrosamente simple, simple como las enseñanzas de Jesús, es sólo falta de fe.

¿Acaso Dios no se manifiesta en los pequeños milagros de cada día? En cada sonrisa de los niños, en cada mirada sincera, en cada palabra dicha con cariño, en cada amanecer, en cada noche de luna llena, etc... El Padre está aquí y ahora conmigo, y con cada uno de ustedes al mismo tiempo ¿Acaso necesito saber algo más para entregarme plenamente al Padre?.

Pido a Dios que me ayude a cultivar mi fe, a confiar en sus decisiones, en su plan y en su guía. Pido al Padre que el esperar, sin esperar nada en particular, y que el amar sólo por amar sean una forma de vida para mi.

Pido ayuda al Señor para aceptar su voluntad en mi vida, en todos los aspectos de mi vida. Pido fortaleza, paciencia y constancia para seguir su camino, sin desviarme, aceptando cada desafío y aprendiendo de cada experiencia.

Pido al Padre, a nuestro Amoroso Padre, y al mismo tiempo le doy gracias por el darme cuenta de mi falta de fe, pues así puedo trabajar en ella, ya que el darse cuenta es el primer paso en el camino a ser mejor, hacia la superación personal y hacia Dios.

Que el Padre les bendiga cada día.

Sent: Thursday, June 03, 2004 12:59 PM
Subject: Dios responde

Amigos y Amigas de la Lista:

Hoy ha sido un día muy especial y quiero compartirlo con ustedes. Le escribí a Marco Antonio contándole lo que había ocurrido esta mañana... aún no salgo de mi asombro y creo que la mejor forma de transmitirles esta experiencia es tal y como se la describí a él, por lo que hago pública mi carta.

Un abrazo cariñoso para cada uno de ustedes y que el Padre los bendiga cada día.

Ximena Lutz P.

Querido Marco:

Estoy literalmente arrancada de la pega, pero tenía que contarte... la otra visita domiciliaria la hago en la tarde y queda todo arreglado.

Mis primeras dos visitas de hoy fueron difíciles, pues don Oscar está muy grave y don Carlos está agonizando, hice mi trabajo de doctor y terminé haciendo Reiki... lo que no es nada sorprendente.

Quedé bastante bajoneada, especialmente por Carlos, pues no esperaba que se complicara tan rápido... en todo caso ya me contacté con Juan Pablo para visitarlo mañana y entregarle Reiki con calma, ellos son comunistas del tipo consecuente (algo te había comentado sobre esta familia), pero me dijo que podía ir, darle Reiki y orar por él.

Me quedaba otra enferma la visitar, la señora Delfina... tiempo atrás fuimos juntos a darle Reiki contigo y con Pablo... y sabes, no puedo más que darle las gracias al Jefe... ¡me cambiaron la enferma! Y yo que iba tan triste, tengo ahora una maravillosa sensación de gozo... ella tiene una lesión medular secundaria a su cáncer y está con una parálisis... bueno estaba... comenzó a mover los pies y las piernas... desde el punto de vista médico no entiendo nada, pero no importa... la tenía tomada de las manos mientras me contaba y veía como su rostro se iluminaba, su hija le dijo que guardara silencio para que yo le hiciera Reiki y le dije que no que estaba bien así... Sólo he dado las gracias una y otra vez... tal vez no vuelva a caminar, pero el hecho de esta mejoría ha logrado que ella y su familia estén más cerca del Padre. Incluso está yendo un sacerdote a entregarle la comunión en su casa todos los domingos y su hermana de 80 años hará su primera comunión este domingo, para ellas es muy importante como católicas y a mi en realidad lo que me importa es que han vuelto definitivamente su mirada a Dios... Voy a buscar a alguien que la visite, pues ella desea que sigamos entregándole Reiki...

Estoy tan emocionada, tan inmensamente feliz, tan maravillada ante la grandeza de Dios que el cuerpo se me hace chico... me tiemblan las manos y estoy al borde del llanto de tanta alegría... Y yo que pedía al Padre que me ayudara a cultivar mi fe y que había tenido tremendos cuestionamientos esta semana... Sí, Dios se encarga cuando uno le pide... No mandará mails ni nos hablará directamente, pero que responde: responde.

Montones de abrazos para ti.

Sent: Monday, June 14, 2004 3:56 AM
Subject: ES POSIBLE

Uno de los desafíos que implica el ser consecuentes con las enseñanzas de Jesús, es el equilibrar nuestro compromiso con Él y con Nuestro Padre, y nuestras necesidades humanas (trabajo, estudio, hijos, familia, pareja, amigos, etc).

El seguir un camino diferente del que sigue la mayoría de las personas requiere fortaleza, paciencia, tolerancia y mucho amor, pues es frecuente que quienes están más cerca de nosotros, nuestros padres, esposos, hijos o amigos... en fin todos aquellos que nos aman, muchas veces no logran entender nuestras opciones y nos cuestionan, nos critican o nos juzgan. Y muchas veces es sólo por amor, porque temen por nosotros, por nuestra seguridad económica o por el qué dirán los demás, entre otros argumentos.

Otras veces se generan expectativas en personas a quienes no conocemos, quienes esperan que quienes seguimos caminos más cercanos a Jesús seamos ?especiales?: que hagamos todo ?bien?, que no nos enojemos, que no cometamos errores, que no nos cansemos, que no sintamos frustración, ni que tengamos deseos.

Hoy escribo en tercera persona, pues esto no me ocurre sólo a mí, nos ocurre o nos ha ocurrido a todos en mayor o menor medida. El punto es lograr, con nuestro ejemplo y nuestra forma de vida, que ellos entiendan que el seguir un ?camino más espiritual? como dice un amigo, no significa que renunciemos a ser seres humanos completos y plenos en esta tierra. Es posible seguir las enseñanzas de Jesús, el hacer el amor acción y el aceptar al Padre en cada aspecto de nuestras vidas, sin renunciar a nuestra humanidad.

Se nos ha enseñado que para estar cerca de Dios tenemos que alejarnos de ?las cosas de este mundo?. Debemos ser austeros, el mínimo o nada de fiestas, nada de alcohol, ni de cigarrillos, ni de comidas sabrosas, ni de reírse mucho, ni mucho menos expresar nuestra sensualidad y disfrutar de nuestros cuerpos... Variaciones de estas normas o reglas no escritas existen en todas las culturas.

No es necesario renunciar a las cosas que nos dan placer afectivo, intelectual o físico. No es necesario renunciar a expresar nuestras emociones, ya sean de alegría, de enojo, de tristeza, de gozo, etc. No es necesario renunciar a vivir en pareja, en familia o a tener hijos. No es necesario negarse a disfrutar de la vida plenamente para estar cerca de Dios...

Por ejemplo el vivir en pareja. El amar a un hombre o a una mujer y tener un proyecto de vida, un sueño en común, un compromiso mutuo, es uno de los grandes regalos que el Padre nos ofrece. El vivir una sexualidad plena y satisfactoria es una bendición de Dios; aunque nos hayan enseñado otra cosa, aunque culturalmente hayan reprimido, censurado y castigado sistemáticamente las expresiones de la sexualidad.

Es en el mundo de los afectos, de los vínculos y de la comunicación que establecemos con los otros hombres y mujeres donde expresamos nuestra humanidad.

Es en las relaciones que establecemos con nuestro mundo de pertenencia donde expresamos la chispa divina que habita en cada uno de nosotros.

Alguien me escribió días atrás diciendo, amorosamente, que después de leer una carta que le había enviado, me sentía más humana. Sí, soy absolutamente humana y a medida que avanzo en este camino, en este compromiso con el Padre, me doy cuenta de que las enseñanzas de Jesús son para ser aplicadas aquí y ahora, por eso son tan simples, son para ser aprendidas y practicadas, pues son la forma de volver a Dios, cuando sea el tiempo de volver con Él... y todos podemos hacerlo.

A fin de cuentas, se trata sólo de ser más amorosos con los otros y con nosotros mismos, y de tener a Jesús como guía y a Dios como meta. Sí, tengo que trabajar para mantener a mi hijo... entonces trabajo con amor y por amor: con amor hacia mis compañeros de trabajo y hacia mis pacientes, y por amor a mi hijo... no como una obligación. Sí, necesito dinero... lo justo para mis necesidades básicas y para darme algunos gustos o placeres, no para enriquecerme ni llenarme de cosas materiales. Sí, me gusta salir con mis amigas a tomar un trago o ir al cine, pero más me complace el hacer medicina o el entregar Reiki sólo por amor... entonces elijo equilibrar ambas actividades.

Y llegué una vez más al tema de las opciones y de las elecciones ¿qué es lo que yo quiero? ¿qué es lo que tú quieres? ¿cuáles son las opciones? ¿qué es lo que elijo? ¿qué eliges tú? ¿cómo hago tangibles mis sueños y mis compromisos? ¿cómo lo haces tú con los tuyos? Confío en que el Padre me oriente, me guíe y me acompañe en este camino, como confío en que te orientará, guiará y acompañará a ti, y a cada uno de nuestros hermanos. Es más sencillo cuando aceptamos a Dios en nuestras vidas y confiamos en que Él nos protege... cuando confiamos en su Plan y en su Amor Infinito.
LA UNIDAD
(17 de julio de 2004)

Al recordar las experiencias del último mes, no puedo evitar sonreír y dar las gracias al Padre por los buenos momentos y por los días difíciles. He aprendido algunas cosas y, por sobre todo, estoy llena de preguntas.

El preguntarse lleva a la reflexión y a la introspección. Lleva también a la conversación, a escuchar con mayor atención, a la comunicación efectiva y amorosa... A crecer en conjunto en busca de las respuestas, vía por la cual surgen más preguntas para compartir y seguir aprendiendo.

Meses atrás, en medio de uno de estos intercambios de ideas, cuando estaba llena de dudas y no entendía que pasaba conmigo Esteban, un amigo, me dijo “tú sabes, el conocimiento está en ti, sólo tienes que recordarlo”... No lo entendí en ese momento, aún no lo entiendo completamente. Lo que sí comprendí es que el conocimiento está en cada uno de nosotros, es una semilla que todos llevamos dentro. Una semilla que espera germinar.

Según mi punto de vista, la clave para que germine está en la simpleza: para avanzar es necesario desprenderse de la complejidad y volver al principio, a la esencia, al amor.

Biológicamente somos mamíferos y como tales nuestra naturaleza es vivir en grupo y cooperar entre nosotros para obtener el bien común. El competir y comportarnos de manera individualista es una conducta aprendida que podemos modificar... Todas las conductas aprendidas pueden ser reemplazadas por nuevos aprendizajes, si es que estamos dispuestos a hacerlo.

Lo que nos diferencia de los otros mamíferos no es sólo el lenguaje y la conciencia. Nos diferencia especialmente el que poseemos la capacidad de amar... el privilegio de dar amor y de recibir amor más allá de nuestros instintos.

El punto es que sin abandonar nuestra naturaleza como seres humanos, podemos elegir que nuestro ser de luz... el ser de luz que habita en cada uno de nosotros... se exprese a través del amor hecho acción concreta, hasta que sea el tiempo de que volvamos con el Padre. Las opciones que tomamos cada día harán más corto o más largo el camino hacia Dios, pero esa puerta está abierta para cada uno de nosotros y todos vamos a cruzarla algún día... Tarde o temprano lo haremos, no es una carrera para ver quien llega primero: cuando sea el tiempo será, según la Voluntad del Padre.

Estamos en la tierra para aprender. El amor hecho acción como forma de vida, siguiendo las enseñanzas de Jesús, es parte del aprendizaje, es parte del camino evolutivo espiritual. No sé si es la primera etapa o la última fase del camino... de hecho no es importante si estamos comenzando o terminando la ruta. Lo importante, lo realmente valioso, es la meta: el Padre, volver a la Fuente, volver a ser uno con el Verbo.

La sola idea de Dios es tan magnífica, maravillosa e indescriptible que escapa a mi comprensión y a mi razonamiento. Estoy recién empezando a aprender, mas mi ser interno, mi alma, mi espíritu, mi ser de luz o como quieran llamarle ya lo sabe, lo siente, lo vive... Dios es Amor Puro y es el principio de Todo.

Todo... otro concepto que me queda grande, pues no logro dimensionarlo. El concepto más cercano a Todo que consigo comprender es mi interpretación sobre la sensación de totalidad, de pertenencia, de equilibrio en paz y plenitud que por momentos he experimentado, un regalo precioso de Dios que aumenta mi fe.

Todo es uno en su realidad y en su esencia fundamental. Todo viene de la unidad y Dios es la unidad. Todo está contenido en Dios. Todo se conserva, vive y existe en Dios. Todo se disuelve y desaparece en Dios.

Un abrazo y que el Padre los siga bendiciendo cada día.

Sent: Saturday, June 19, 2004 1:16 PM
Subject: MI COMPROMISO ES CON EL PADRE

MI COMPROMISO ES CON EL PADRE
Esto es lo que yo pienso sobre Dios, sobre Jesús, sobre el enseñar y ser consecuente, sobre ser maestro de Reiki y sobre optar por esta forma de vida.

Las enseñanzas de Jesús no pertenecen a la iglesia católica, ni a ninguna otra. Son universales y están disponibles y al alcance de todos los seres humanos.

Las iglesias son instituciones inventadas y mantenidas por los hombres y las mujeres en su búsqueda de Dios. Y éstos, muchas veces, se aferran tanto a las normas, costumbres y tradiciones de la iglesia o grupo al que asisten que se olvidan de lo simples que son las enseñanzas originales del Maestro.

Pienso que es importante recordar ambas cosas, ya que el Padre es la meta y el camino es Jesús... Él lo dijo, no yo: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie viene al Padre sino por mí. Si me conocen a mí, también conocerán al Padre. Desde ya, ustedes lo conocen y lo han visto".

Si considero que mi camino es el servicio a través de la maestría en Reiki, aceptando a Jesús como mi Maestro y digo que sigo sus enseñanzas, entonces debo transmitir esas enseñanzas, y no otras, a mis hermanos y hermanas.

Respeto a las personas que piensan distinto, pero eso no implica que no comparta con ellos mi punto de vista, lo que pienso, lo que siento y mi fe... sin intención de juzgar ni de criticar ni de discutir, sólo enseñar lo que sé con amor.

El sentido de compartir el conocimiento, que el Padre ha permitido que adquiramos y comprendamos, es motivar la reflexión y la búsqueda en el otro; para que él o ella decida qué hacer, cuándo hacer y cómo hacer... Como he llegado a la conclusión de que hacer las enseñanzas de Jesús acción es la clave, éso es lo que enseño: amar sólo por amar, sin miedo, pues es el Padre quien nos protege y vela por nosotros a cada instante.

Como es Jesús El Maestro que he aceptado en mi corazón es incorrecto, según mi punto de vista, mezclar sus enseñanzas con las de otros hombres y mujeres por muy sabios que sean o que hayan sido, ni con las de otros grupos que no le siguen a Él como fuente del conocimiento.

Los otros maestros, esos maestros con los que nos topamos cada día, esos maestros que pueden ser nuestros vecinos, amigos o el hombre que vende verduras en la esquina son personas comunes, como tú o como cualquier otra, que el Padre pone en nuestro camino, son chispas de luz en medio de la oscuridad y doy gracias por ellos... sin mebargo, recuerdo que la Gran Lección ya fue dictada, Jesús ya la dijo.

Esto no significa que no esté dispuesta a escucharlos (o leerlos) con atención, no se trata de cerrarse, ya que aprender es una tarea de todos los días.

El punto es decidir cuál es mi camino, analizando el por qué tomo o dejo alguna enseñanza, pidiendo al Padre que me guíe... No es posible seguir a dos o a tres guías cuando uno va de expedición, pues lo más probable es que pierda el rumbo y no llegue a destino.

No voy a acomodar mis dichos, ni a medir mis palabras, ni a cambiar mi discurso para complacer a quien me escucha, ni como una forma de llegar a más personas...

El Padre se encarga de que el mensaje llegue a quienes tenga que llegar.

Mi misión, mi tarea, es transmitirlo: soy sólo un canal de Su Energía y de Su Amor... sólo un instrumento más, no la directora de la orquesta.

No voy a mantener una línea de trabajo por tratar de "darle en el gusto" a Marco Antonio, ni para "quedar bien" frente a los otros maestros que siguen a Jesús como guía o frente a ustedes... Mi compromiso es con el Padre y con las enseñanzas que nos entregó su Hijo Jesús. Y es el Padre el que medirá la consecuencia o falta de consecuencia de mis actos.

Pido a Dios sabiduría, valentía, constancia y humildad para seguir su camino.

Pido a dios estar alerta y atenta para no apartarme de su camino.

Pido a Dios una mano amiga y una palabra firme y amorosa de quienes son mis compañeros de ruta si dudo, si temo, si me equivoco o si comienzo a perder el rumbo.

Que el Padre los acompañe, guíe e ilumine cada día. Y que su Amor los reconforte y colme de bendiciones.

Sent: Monday, August 23, 2004 3:14 PM Subject: [Reikiluz] EL REIKI
EL REIKI.
La palabra Reiki proviene de dos palabras japonesas, -Rei y Ki-, que significan energía de vida universal, y es el nombre de un sistema de sanación y un arte terapéutico en el que se transfiere energía a través de las manos. Fue desarrollado (la palabra exacta es redescubierto) en los albores del 1900 por Mikao Usui. Hay muchos beneficios al aprender y practicar Reiki, pues es una manera efectiva de traer salud a la mente, el cuerpo y el espíritu, pues reestablece la armonía en el sistema al equilibrar la energía en el cuerpo.

El Reiki de los comienzos era espiritual y altruista, incluso gratuito. Desgraciadamente, la genealogía del Reiki-Usui ha tendido hacia la pérdida del sustrato espiritual, desde el momento en que se trajo a Occidente vía Hawai. El Reiki, originalmente abierto, accesible, sencillo... se fue moldeando dentro de una estructura rígida, rigurosa, elitista. Se instituyó la normativa de la Alianza Reiki en los Estados Unidos y se transformó en un gran negocio internacional, que genera miles de dólares.

Algunos de los nuevos maestros Reiki han roto con estos impedimentos, ajenos al espíritu original Usui, que alejaban este sistema del disfrute de todos los seres. Ahora la formación, en algunos grupos, es asequible para cualquiera, y no existen límites económicos para aprenderlo y practicarlo, ni para recibir terapia. Otros maestros han ido más lejos y se han cuestionado el origen de la técnica. Los seguidores de Usui dicen que él quería saber cómo curaban el Buda de la Compasión y Jesús. Como los monjes budistas y los Lamas desconocen esta técnica, no es una enseñanza del Buda... entonces la enseñanza viene de Jesús. La pregunta que sigue es ¿quién es el real Maestro?... Y ¿a quién sigo?.

Pertenezco a uno de los grupos disidentes, soy terapeuta de Reiki no tradicional, me preparo como maestra y el punto es que no puedo hablar de Reiki sin hablar de Dios, y ahí entramos al terreno de mis creencias y de mi fe... de lo que es verdad para mi y que no tiene por qué ser la verdad de ustedes. A veces me cuesta hablar de Dios y de las enseñanzas del Maestro Jesús, pues han sido tan prostituidos por las iglesias a través de los siglos, que la sola mención de Ellos produce rechazo. Han vendido y venden espiritualidad, han cometido y cometen crímenes en nombre del Padre, y han cambiado y siguen cambiando las enseñanzas de Jesús... Los miembros de las diferentes iglesias han hecho tanto daño a la humanidad en nombre de Ellos, que simplemente asusta.

Yo creo que Dios es el principio, la fuente y el fin... Que todo es uno en su realidad y en su esencia fundamental. Todo viene de la unidad y Dios es la unidad. Todo está contenido en Dios. Todo se conserva, vive y existe en Dios. Todo se disuelve y desaparece en Dios... Y si bien somos parte de Dios, Él nos ama tanto que nos hizo libres, entonces la meta es volver a ser uno con el Padre, por libre albedrío... Jesús nos mostró el camino para hacerlo, por medio del amor hecho acción concreta. Y el Reiki es una de las formas de hacerlo: Amor hecho acción, sin dinero de por medio... sólo por amor: por amor al Padre, por amor a uno mismo y por amor hacia todos los seres humanos.

Cuando entrego Reiki no espero que sea "la energía de vida universal" (que puede ser cualquier tipo de energía) la que le sea transferida al receptor y sane la dolencia que este tenga, porque no soy una "sanadora" (aunque sea médico de profesión) y porque no sé cuál es el sentido o el aprendizaje que debe adquirir el receptor a través de lo que está experimentando. Lo que pido es que sea la Energía Amorosa y Perfecta de Dios la que se transmita y que sea la Voluntad del Padre la que se manifieste en quien recibe Reiki. Entonces soy un servidor, sólo un Canal de Amor. Como la real sanación viene desde el interior y no desde el exterior, se entrega la terapia y se invita al receptor a aprender la técnica, en forma gratuita.... Ya que quien recibe terapia no me necesita para estar sano, sólo se requiere a sí mismo y a Dios.

El Reiki bajo las enseñanzas del Maestro Jesús es parte un camino evolutivo espiritual, no es una religión. El amor hecho acción es una forma de vida, es una opción maravillosa y enriquecedora que todos podemos tomar, ya que no existen elegidos: todos somos hijos de Dios.

Sent: Friday, September 03, 2004 6:02 PM
Subject: [Reikiluz] JESÚS ES EL MAESTRO.

JESÚS ES EL MAESTRO.

No sé por dónde empezar... Uhmmm... estaba escribiéndole una carta a una amiga y terminé reflexionando sobre Jesús y sobre mis creencias... sobre el desafío que implica definir quién es Mi Maestro y empezar a entender el por qué y el para qué estoy aquí...

Me di cuenta de que vale la pena el esfuerzo, no importa lo que haya que hacer... más que "la pena"... realmente no es pena... el Papá es tan grande y tan amoroso... tan dulce... que se encarga de todo... Sólo debemos confiar y pedirle ayuda. Él está contigo... conmigo... CON todos nosotros Y EN todos nosotros. Y Jesús ya nos enseñó el cómo hacerlo, el Camino, la Vía: ES EL AMOR. Hay que entregarse cada día más a Dios, siendo más humanos en cada una de nuestras acciones... personas normales, que son instrumentos del Padre las 24 horas del día... Canales de Amor... por libre albedrío... ES FANTÁSTICO... tengo la sensación de recién comenzar a ser realmente consciente del camino que he elegido.

Esta semana ha sido muy intensa, hablé mucho con Marco Antonio... la verdad él habló mucho y yo me senté a escuchar... y recién ahora (que no está aquí) comencé a pensar, a entender y a reflexionar sobre muchas de las cosas que dijo. He meditado mucho y siento que estoy recién comenzando a hacerlo, es como si hubiese empezado de nuevo... ¿cómo explicarlo?... Una vez más es el Papá quien preparó la tierra, Jesús dictó las clases sobre cómo se cultiva, Marco Antonio es el sembrador y yo soy el campo donde cae la semilla... y con ayuda del Padre esta va a germinar... El punto aquí es que TODOS SOMOS LOS SEMBRADORES Y AL MISMO TIEMPO LA TIERRA DONDE CAE LA SEMILLA... Y TODOS ESTAMOS BAJO LA VOLUNTAD Y EL AMOR DE DIOS.

Reconozco que primero me asusté mucho (sigo asustada, con la diferencia de que ya lo tiré para arriba: "Papi... ayúdame"), básicamente porque comencé a cachar la responsabilidad que estoy adquiriendo ante el Padre, ante mis hermanos y ante mi misma... esto va más allá de ser maestra de Reiki... Practicar Reiki y trabajar bajo las enseñanzas de Jesús es hacer el Amor Acción Concreta, sin dinero de por medio, siempre bajo la Voluntad del Padre y respetando la libertad de quienes reciben... Y Dios es la expresión más grande y más pura del Amor... Y SOMOS LAS MANOS DE DIOS... Tú, yo, todos quienes estén dispuestos a hacerlo... Y Dios está en mi, en ti y en cada criatura o cosa que existe...

Seguir a Jesús como Maestro implica hablar en su nombre (predicar), practicar (el amor) y acompañar a mis hermanos en el camino (pastorear) con sólo Su Respaldo y el Respaldo de Dios... sin el apoyo de ninguna institución humana... (ahora que lo escribí me pregunto ¿qué mejor respaldo podría una persona tener?)... Y SÓLO POR FE, porque ¡CREO QUE LO QUE JESÚS NOS ENSEÑÓ ES VERDAD! Y esta frase que he dicho tantas veces ha adquirido un nuevo significado, antes lo sabía... ahora he comenzado a tener la absoluta certeza, a sentirlo dentro en forma más consciente... o tal vez simplemente a vivirlo.

Me asusté ante el concepto de predicar y de pastorear... suena a iglesia... mas esto no es una religión, ni una secta, ni nada parecido... ES UNA FORMA DE VIDA... Un regalo maravilloso de Dios... Una opción, pues el Padre no nos impone nada. Jesús no impone nada, sólo dijo esto se hace así, este es el camino... más aún YO SOY EL CAMINO... ¿Qué camino voy a tomar entonces?... Es tan simple, pero tan complejo al mismo tiempo ¿Jesús es el Camino? Sí, Él lo dijo, yo le creo. ¿Seguir la enseñanzas de Jesús implica entregarse a Dios y confiar en su Amor? Sí, entregarme en forma consciente a Dios, aceptar su Voluntad por sobre la mía y sin sentarme a esperar que los acontecimientos simplemente "ocurran", mi rol (el rol de cada uno de nosotros) es ser activos...

Me asusté ante mi falta de fe... Sí, me queda grande... muuuuy grande... no sé cómo expresarlo mejor... Desapégate, Actúa y Confía en Dios... a tal punto que no sea necesario pedir nada, pues lo que necesites YA ES. Como me falta fe, y me falta mucha, entonces se trata de ser humilde ante la grandeza de Dios y pedirle que me guíe, que me enseñe, que me muestre cómo... que su Amor sea el que me de fuerza, me ayude y me reconforte. Sin sufrimiento, sin dolor, sin daño pues DIOS ES AMOR.

Volví a asustarme ante mi ego... me asusté ante mi orgullo... me asusté ante mis celos (y yo que pensaba que no era celosa)... Uhmmmm... Meditación consciente... Es tan sutil, es tan fácil creerse el cuento, pensar que lo estamos haciendo "bien" y olvidar que es EL PADRE EL QUE HACE a través nuestro... Creer que uno ya sabe, que ya entendió, cuando es realmente un aprendiz, ya que aunque tenga 357 maestrías seguiré siendo un aprendiz... Pues al mismo tiempo que predicas, practicas y pastoreas sigues aprendiendo... siempre hay algo más que aprender... NO SOY YO, ES DIOS QUIEN SE MANIFIESTA, es tal vez la lección más importante... El punto es que aunque me costó reconocerlo, darme cuenta, no estoy enojada conmigo, pues me miro con amor y doy gracias por ser más consciente de ello, pues ahora puedo seguir trabajando y confiando en que el Papi me ayuda y me guía tanto con estas emociones tan humanas como en los aspectos más espirituales de mi vida.

¿Qué comencé a comprender, a realmente comprender, esta semana? Que Dios me ama y que Cristo está en mi... y que esto se aplica a todos los seres... Dios te ama y Cristo está en ti... Somos la copa donde Dios vierte su Amor, somos uno de los instrumentos que el Padre utiliza para manifestarse, para hacerse tangible... Y Jesús: Su Hijo, Nuestro Hermano, Nuestro Amigo es EL MAESTRO. Esto es lo que yo creo... no espero que creas porque yo creo... pruébalo, síguelo, inténtalo, vívelo, haz su enseñanza acción, después mira el resultado y decide por ti mismo.

Un abrazo cariñoso y que el Padre los bendiga cada día.

Subject: [Reikiluz] EL MEJOR DE LOS MAESTROS ES JESÚS.
Temuco, 11 de septiembre de 2004.

¡Hola! Les escribo para compartir con ustedes las últimas cosas que he aprendido con Marco Antonio y algunas cosas que he comenzado a realmente entender (¡por fin!)... después de reflexionar mucho sobre las experiencias de las últimas semanas.

Lo primero, es el concepto de que "NOSOTROS SOMOS EL SANTO GRIAL". ¿A qué me refiero? Somos la copa, el cáliz, donde el Padre derrama su Luz y su Amor. El Santo Grial que tanto se ha buscado a través de los siglos somos nosotros, no es un objeto inanimado que sea fuente de poder, ni la clave, ni la respuesta de nada...

La Fuente es Dios y nosotros somos el receptáculo, que por opción (no por obligación, ni por temor) pide que Su Amor nos llene y elige que Su Voluntad sea la que se manifieste (primero en nosotros, por sobre nuestra voluntad, y luego en los otros, si es que ellos lo aceptan). ¿Qué mejor regalo que ser Su Copa nos podría haber entregado el Padre? ¿A qué mayor Poder que el Amor de Dios podríamos entregarnos tan confiadamente? ¿Qué cosa mejor podría ocurrirnos?... "Aquí estoy Padre, soy tu instrumento, uno de tus instrumentos, acepto Tu Amor y Tu Voluntad en mí, me entrego a Ti por libre albedrío... Confío en que me cuidas, me proteges, me guías, me ayudas..."

Cuando nosotros, cuando cada uno de nosotros al pedir ser canal eleva los brazos, con las palmas hacia arriba y pide al Padre que su Energía, su Luz y su Amor descienda en nosotros y pase por nosotros, somos el cáliz. Sólo el Padre puede llenar nuestro cuerpo y nuestro espíritu de Amor... sólo en el Amor del Padre y por el Padre experimentamos realmente el gozo de volver a ser Uno, aunque sea por un instante. La idea es que mientras más Canales somos, más conscientes somos de la meta... más conscientes somos de Dios y más trabajamos nuestra fe.

Uhmmmm... LA FE... La fe es la clave: creer, realmente creer (más allá de toda duda) que lo que nos enseñó el Maestro Jesús Es Verdad... Que Dios Padre es la expresión perfecta del Amor y que siguiendo sus enseñanzas volveremos con Él (ascenderemos en Luz). La lección implica el desapégate, actúa y confía en Dios... a tal punto que no sea necesario pedir nada, pues lo que necesites: ya es. Reconocer sinceramente ante el Padre que me falta fe, parecía más difícil de lo que realmente fue... es muy distinto un "me falta fe" dicho al pasar, que un "Papi: Sí, tengo poca fe... Ayúdame" y poder decirlo sin miedo, con la certeza de que Su Amor es tan grande que lo entiende y que me ayudará con ello.

Había hablado muchas veces con Marco Antonio (y había escrito también muchas veces) sobre que el Reiki, siguiendo a Jesús como maestro, es una forma de vida y un camino espiritual... pero realmente no lo había comprendido del todo hasta ahora: Hablamos en nombre de Jesús y pedimos que la Voluntad del Padre sea la que se manifieste en nosotros y a través de nosotros, entonces (y por libre albedrío) lo que estamos haciendo es realmente PREDICAR Y HACER SUS ENSEÑANZAS ACCIÓN... Esto va más allá del Reiki... Reiki es un medio, una de las manifestaciones del Padre, para que Su Grandeza y Su Amor sean visibles o tangibles para nuestros hermanos y hermanas.

La responsabilidad que tenemos ante nosotros mismos, ante los otros seres y por sobre todo ante Dios es tan grande (que a veces me asusta) y al mismo tiempo este camino es un regalo o una opción tan maravillosa que es imposible (al menos para mi) decir que no a Dios... No ahora... No después de ver y de sentir Su Amor en Acción en mi y en los demás... Y aún así sigo siendo libre de cambiar de opinión, si es que quisiera hacerlo (Es tan grande el Amor del Padre que a veces me abruma... puedo perderme en Él sin miedo... puedo dejar que me acune, que me abrace... que me envuelva... que me llene de gozo... que me tome y me lleve dónde Él quiera).

Comprendí que hay muchas cosas que sé y que hay muchas más cosas por aprender, y que tengo que confiar en lo que he aprendido, porque sigo al mejor de TODOS LOS MAESTROS: A JESÚS. Las últimas semanas han sido una vorágine, en las que de pronto me he sentido como si no supiera nada y al mismo tiempo hubiese entendido todo... hasta que dije "OK, Papi... cómo tú quieras, cuando tú quieras" y cuando lo solté, todo fue más claro. Y cuando por fin me di cuenta y dije: "Ahhhhh!!!!!... eso era" y respiré tranquila, Marco Antonio me indicó: "Ahora enseña lo que aprendiste, TODO lo que aprendiste".

Uhmmmm... Buen desafío... he aprendido tantas cosas que no sabía por dónde empezar... y esta carta es sólo el comienzo. Tiene razón: en la medida que compartimos lo que aprendemos, vamos avanzando juntos y esa es la idea, aprender los unos de los otros... Lo que me enseña Marco Antonio, se los enseño a ustedes y lo que Marco Antonio les enseña a ustedes, ustedes me lo enseñan a mi y a los demás... y de nuestras experiencias y aprendizajes aprende Marco Antonio... y nos retroalimentamos todos... Sin celos, sin guardarnos nada... Un Maestro Jesús, Una Meta Común: Dios... ¡Es fantástico!... Entregar todo y vaciar la copa, para que el Padre la vuelva a llenar... una y otra y otra vez... Como me dijo Marco Antonio días atrás: "la única forma de saber que es Verdad, es dejar que sea DIOS".

Un abrazo cariñoso y que el Padre les Bendiga cada día.


Ximena Lutz P.
ximelutz@surnet.cl
Informacion sobre Talleres
Retornar a Pagina principal

Suscríbete a la lista de correo de Red de Luz :